¿Cómo construir equipos colaborativos?

En cada empresa, pyme u organización hay un trabajo en conjunto con el fin de alcanzar un gran logro. Esa meta, puede ser vender más un servicio o producto, realizar las tareas más rápido, mejorar la productividad o cualquier meta que estés pensando en este momento. Sin duda el rol de cada una de las personas que tienen a cargo es fundamental en esta materia. Sin embargo, es complicado poder identificar con exactitud la efectividad de cada uno, si no logras saber cuáles son sus fortalezas y debilidades, el resultado final del trabajo en equipo no será el esperado. ¿Cómo podemos identificar mejor el rol de cada uno? y ¿Qué beneficio puede tener la persona con saberlo?




Es muy común que, al momento de realizar una evaluación de cada área o equipo de trabajo, se escuchen los comentarios sobre los trabajadores como “No hace bien su trabajo” o “no cumple con lo que se le pide” o “le cuesta realizar las tareas que se le piden”. Es ahí donde se toman de mala forma, decisiones como despedirlo, cambiarles de lugar y realizar un feedback que lo único que consigue es producir una desmotivación en realizar su trabajo, impedir el crecimiento profesional de la persona y crea una frustración.

Cuando queremos construir equipos colaborativos que sean de alto impacto o de alto rendimiento, debemos tener en consideración los siguientes aspectos de las personas:


-Experiencia en la función a realizar.

- Conocimiento en la función a realizar.

- Mentalidad abierta para ser acompañada y guiada en el proceso.

- Capacidad de transmitir a otros lo que se le va a enseñar.

- Lealtad.

- Compromiso.


Si te das cuenta, no es necesario que consideres de que colegio salió, si tiene título o no. Es importante considerar aspectos necesarios a cada función y tarea que vayan a realizar con el propósito de resaltar sus fortalezas. Ahora te explicaré en detalle porque es importante cada aspecto de la persona.

Experiencia en la tarea a realizar.

Como líder, estarás en constante contactos con las personas que quieres trabajar, es importante que evalúes su experiencia en lo que vayan a realizar. Acá te recomiendo llevar a la práctica lo que tiene escrito en su CV (Curriculum) con preguntas de ¿Cómo lo hará? y ¿Qué hará? en una particular situación. Muchas veces, la experiencia no necesariamente viene un trabajo anterior, puede ser de una situación familiar, universitaria o de su propia vida. Con el tiempo irás mejorando tu “ojo” en seleccionar personas.

Conocimiento en la función a realizar.

La persona debe tener un conocimiento básico para realizar una función determinada. Es fundamental que, tu como una líder, tengas claro qué conocimiento exactamente es necesario para la función que necesitas y si la persona está dispuesta a seguir aprendiendo.


Mentalidad abierta.

En cada trabajo, se aprende nuevos métodos para realizar las actividades diarias. Es valioso que la persona que quieras para tu equipo, tenga la capacidad de querer aprender y ser guiada/o por ti. Cuando transmitimos los conocimientos propios, nosotros igual adquiriendo y fortaleciendo ese conocimiento, por eso es importante que la persona este dispuesta para que exista un crecimiento mutuo.

Capacidad de transmitir el conocimiento.

La clave del liderazgo, no es conseguir seguidores, es conseguir más líderes para que toda acción y conocimiento que entregues sea transmitido entre más personas. John G. Maxwell, reconocido conferencista a nivel internacional de liderazgo, explica en sus distintos libros que esta es la clave para un liderazgo efectivo. Formar equipos de trabajo con el propósito de formar más líderes y, que ellos con el tiempo, ellos formen a nuevas personas y así sucesivamente.


Tienen Compromiso

Las personas comprometidas con sí mismas hacen que sucedan las cosas. El compromiso es uno de los pilares para el trabajo colaborativo. Sin embargo, para conseguir ese compromiso deben tener alineado el trabajo y la función a realizar con el propósito de vida de la persona. Esto permite una motivación intrínseca como base para tomar acción constantemente y dar el 100% todos los días.


Tienen Lealtad.

Si bien, la lealtad por sí sola, no hace exitosa a una persona o equipo de trabajo. Sin embargo, es un pilar clave en su funcionamiento. Si ves que la persona no es leal, recházalo/a. El costo de trabajar la lealtad en otra persona será muy grande y puede ser la causa del fracaso para un equipo completo o para ti. Una persona leal, es aquella que está contigo en momentos de llantos y risa. Es una persona que te acepta con tus defectos y virtudes. Una persona leal, te puede decir en tu cara que te estás equivocando, te va a enfrentar y aún así va a valorar el proyecto que tienen ambos. Valora por sobre todas las cosas, una persona leal.

En conclusión, formar equipos de trabajo conlleva una gran responsabilidad, técnicas y experiencia en el tema. Es normal que al principio fracases en el proceso, es ahí donde aprenderás nuevas formas de hacer equipos de trabajo y vas a crecer como una gran líder. Cuando formo mujeres líderes, me he topado con distintas experiencias buenas y malas que me han permitido ir creciendo más y más para poder entregar las mejores herramientas a todas.

63 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • YouTube
  • Icono social de Spotify
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
Sebastián Ávila.
Todos los derechos reservados